Internacional

Cuarentena: las restricciones en España hunden el empleo ligado a Navidad

Todos los años, en España se multiplican los empleos en comercios en la época navideña. Pero este año, la cuarentena ordenada por el gobierno impide cualquier esperanza de reactivación.

Los locales, en Barcelona, cerrados

LA VANGUARDIA. Las restricciones impuestas desde hace un mes en diferentes puntos de España para frenar la expansión del coronavirus –las más severas y extensas se aplican en Catalunya–, han hundido las previsiones de la contratación ligada a la campaña de Navidad.

Restaurantes, pequeñas tiendas y grandes almacenes emplean entre noviembre y enero a miles de personas para reforzar las plantillas en un periodo de ventas y eventos clave. No ocurrirá este año. Desde patronales como la Confederación Española de Comercio, Pimec y Foment del Treball confirman que este año los empleos ligados a Navidad en el comercio y la restauración serán más escasos.

Estos negocios están ahora enfocados a sobrevivir y no a contratar. En el otro lado de la balanza, el sector de la logística y el reparto a domicilio, que saca pecho de un crecimiento disparado desde que comenzó la pandemia. Es ahí donde trabajadores expulsados de otros ámbitos y con pocas posibilidades de recolocarse en la temporada de invierno buscan refugio, afirman en la patronal del transporte UNO.

Entre noviembre y enero se firmarán un 34,5% menos de contratos que en el 2019.

“La actual situación también dejará su huella en esta campaña”, afirma Valentín Bote, director de Ranstad Research, entidad que acaba de publicar un estudio sobre la contratación en Navidad. Entre noviembre y enero se firmarán en todo el país 289.280 contratos en los sectores del transporte y logística, hostelería y comercio, los ámbitos más dinámicos en estas fechas. Esta cantidad representa un 34,5% menos de contratos respecto al mismo periodo del 2019, cuando se alcanzaron 441.554 nuevos empleos, y un volumen similar al del año 2015.

La caída en Catalunya supera la media española. El análisis de Ranstad Research indica que se firmarán 42.320 contratos en comercio, hostelería y transporte en estos tres meses frente a los 67.988 de la campaña pasada, un 37,8% menos. “El descenso es ligeramente superior en Catalunya por la composición del tejido empresarial, es una comunidad autónoma con un gran peso de la hostelería y esto arrastra toda la media”, señala Bote. Baleares (-60,3% de contratos navideños) y Canarias (-48%) son las comunidades con peores previsiones de empleo debido al impacto de la crisis turística. Por el contrario, Andalucía (-30,6%), Comunidad de Madrid (-31,6%) y Cantabria (-31,9%) resisten algo mejor. Por sectores, la mayor bajada de nuevos empleos se concentrará en la hostelería (-57%), seguida del comercio (-32). El reparto a domicilio ligado al retail crece en cambio un 10%. “La logística se ha erigido en salvavidas del empleo gracias al comercio electrónico”, asegura Bote.

El Corte Inglés no contratará en Catalunya si sigue el límite de espacio.

Los últimos datos de empleo en Infojobs apuntan también esta tendencia. Las ofertas ligadas al comercio al detalle han bajado por encima del 62%, mientras que las de la logística han aumentado un 36% respecto a septiembre. “La demanda de empleados en el transporte crece muchísimo, los puestos se están cubriendo porque hay también un gran número de candidatos, y aún queda por ver el impacto de los nuevos ERTE, qué ocurrirá en diciembre o enero”, comenta Mónica Pérez, portavoz de Infojobs.

Desde la Asociación Española de Centros Comerciales explican que las contrataciones navideñas se están retrasando a la espera de conocer la evolución de la pandemia y las medidas para frenarla. Se trata de un sector que incorpora a un número alto de trabajadores para estas fechas, sobre todo para promociones, atención al cliente y paquetería. Lo mismo confirman en El Corte Inglés. Desde los grandes almacenes señalan que si continúa el límite de apertura de 800 metros cuadrados en lugares como Catalunya no harán contrataciones de Navidad en esta comunidad.

Además, tienen un ERTE activo en Catalunya, y prevén abrir otros dos en Castilla y León y Asturias, por lo que no pueden hacer nuevos contratos allí hasta que decaigan. Donde no haya restricciones sí incorporarán nuevos trabajadores, pero en menor cantidad que otros años.

Camareros y dependientes buscan trabajo como repartidores.

Los camareros y vendedores ocasionales buscan ahora una oportunidad en la logística. “Los contratos han aumentado entre un 25% y un 32% en función de la comunidad autónoma”, asegura Francisco Aranda, presidente de la patronal de logística UNO. El sector avanza imparable a la vez que las tiendas físicas languidecen: ya emplea a 1,1 millones de personas en España entre asalariados y autónomos, un 30% más que hace un año según dato de UNO. Y no les faltan candidatos, afirma Aranda. “Hemos notado un aumento notable de personas que buscan trabajo en nuestro sector”, continúa.

Rui Marques, director general de Supply Chain-Iberia de XPO Logistics, explica que su empresa tiene previsto contratar a 4.000 personas esta campaña en almacenes y reparto a domicilio, “y cada semana abrimos unas 400 ofertas”. Oficinas de empleo público empiezan a derivarles ya candidatos. Es el nuevo sector refugio.

Alberto García ha pasado “de la cocina a la furgoneta”. Este vecino de Cerdanyola del Vallès de 37 años se suma a la larga lista de afectados por el cierre de la hostelería en Catalunya. “Trabajaba de camarero en un restaurante en Barcelona y el contrato temporal cumplía justo cuando empezó el cierre, así que los dueños del local no me renovaron”, cuenta.

No confiaba en encontrar trabajo en el mismo sector más adelante y no quería consumir el paro a la espera de tiempos mejores, así que, junto a un familiar, ha cambiado de sector. “Ahora soy repartidor autónomo”. Trabaja para una gran cadena de comercio online –prefiere no decir el nombre– que le paga por bulto entregado. “El trabajo es estresante, te controlan el tiempo medio de entrega, que es muy ajustado, e incluso los minutos de que dispones para ir al baño, pero el sueldo es mejor que el de camarero, unos 2.000 euros al mes”, explica. “Eso sí, hago jornadas diarias de unas diez u once horas”. Las condiciones laborales del sector logístico, si es en plantilla, “son bastante buenas”, señala Juan José Pérez, responsable del sector en UGT. “El sueldo de las categorías más bajas, de mozo de almacén, es de 23.000 euros anuales”.