Ponele

El gobierno resolvió la crisis de la vacunación VIP: gastó 31 millones en carnets

Como la primera medida tomada, para salir de la crisis generada por la vacunación para amigos y partidarios, que fue exclusiva responsabilidad del ministro saliente, su reemplazante compró carnets.

La nueva ministra Carla Vizzoti (a su izquierda).

A efectos de solucionar el escándalo mundial desatado por la vacunación VIP para amigos, familiares y partidarios políticos, que se produjo exclusivamente por responsabilidad del único despedido por tal cuestión, el ex ministro Ginés González García, el gobierno decidió tomar medidas drásticas.

A tal efecto, mandó adquirir 20 millones de carnets de vacunación, que cada persona inoculada detentará para exhibir entre familiares y amigos y por mandarse la parte, al costo de 31 millones de pesos para el Estado Nacional, que por suerte, anda de bolsillos llenos.

La medida, tomada por la inobjetable nueva ministra Carla Vizzoti, pudo haber sido sugerida por la payasa Filomena, o tal vez no.

Ahora sí, con la existencia de dichos carnets, los argentinos están totalmente seguros que los vacunados son solamente aquellos que enfrentan los mayores riesgos.