Internacional

Isabel Peralta, la nueva líder neonazi que aterró a España con su discurso

En una marcha por Madrid, un grupo nutrido de falangistas neonazis volcó un contundente discurso de odio, antijudío y homofóbico, bajo el liderazgo de una joven.

Isabel Peralta.

*La Vanguardia. Isabel Peralta, la joven que el pasado sábado tomó el micrófono en una manifestación neonazi convocada por Juventud Patriota en Madrid para lanzar proclamas contra los judíos, es una fascista reconocida, según consta en muchos de los mensajes que aparecen en su cuenta de la red social Twitter.

Un vistazo rápido a su perfil, abierto en mayo de 2019, pone de manifiesto algunas de las características de las que se jacta Peralta: fascista, no demócrata, homófoba y machista.

Su carta de presentación en Twitter también está llena de polémicos mensajes. Así, en su perfil, la joven retuitea proclamas de las Juventudes Falangistas de España. Y hace apenas unas horas, respondía a un tuit de la formación Podemos que comparaba a Juventud Patriota, organizadora del acto del sábado, con Vox con un mensaje en el que reconocía que no eran demócratas: ¿Las diferencias? Ellos son sionistas, capitalistas, demócratas y constitucionales. Nosotros no.

Revisando algunos de sus mensajes, se puede constatar que la joven presume de ser fascista y se muestra abiertamente homófoba. “Nuestra civilización se hunde en el ocaso de un arcoíris nauseabundo”, dice.

La joven reconoce no ser demócrata: ¿Las diferencias? Ellos son sionistas, capitalistas, demócratas y constitucionales. Nosotros no.

Peralta también cuestiona los cánones de belleza y que la obesidad en las mujeres sea “maravillosa” recordando que Mussolini enseñó a las féminas el valor del deporte. De hecho, en la biografía de su cuenta enlaza con el perfil snfemenina (Organización femenina por un movimiento de entraña nacional profunda y grandes perspectivas sociales).

La joven se ha dado a conocer a través de un video del pasado sábado en una marcha de unas 300 personas por las calles de Madrid organizada por Juventud Patriota portando una pancarta con el escudo de la División Azul, además de una leyenda: “Honor y gloria a los caídos”, hasta el cementerio de La Almudena.

Convocados por Juventud Patriota, una organización neonazi, los manifestantes rindieron así homenaje a la dicha división con motivo del 78 aniversario de Krasny Bor, batalla de la Segunda Guerra Mundial en la que participaron voluntarios españoles a las órdenes de Hitler.

Foto: La Vanguardia.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha pedido este lunes a la Fiscalía que investigue los delitos de odio, las “graves acusaciones” e insultos que el sábado se vertieron en un homenaje a la División Azul en Madrid contra los judíos. Precisamente fueron las palabras de Peralta asegurando que “El judío es el culpable y la división azul luchó por ello” las que más polémica han levantado. La comunidad judía ha declarado “inadmisible que queden impunes esas acusaciones”

La comunidad judía reclama a la Fiscalía de Delitos de Odio que investigue de oficio los hechos y, en su caso, “persiga y condene los hechos delictivos”.

La marcha transcurrió sin incidentes y las proclamas antisemitas denunciadas tuvieron lugar en el acto posterior. Durante una de las intervenciones, una joven se pronunció desde el atril en los siguientes términos: “Es nuestra suprema obligación luchar por una España y por una Europa ahora débil y liquidada por el enemigo, que siempre es el mismo con distintas máscaras: el judío, porque nada más certero que esa afirmación”. La oradora, vestida con una camisa azul, continuó: “El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello para librar a Europa del comunismo, que es una invención judía destinada a enfrentar a los obreros.”

“Es nuestra suprema obligación luchar por una España y por una Europa ahora débil y liquidada por el enemigo, que siempre es el mismo con distintas máscaras: el judío”, dijo en su alocución.

La concentración sucedió sin tener en cuenta las medidas de seguridad, algunos de los asistentes no llevaban mascarilla. Esto fue condicionado por Ignacio Menéndez, abogado del ultraderechista Carlos García Juliá, quien dijo: “Hace falta que incumpláis el toque de queda, que os reunáis con vuestros familiares y amigos, que seáis más de seis como somos hoy aquí; y que os abracéis, y que cantéis y que viváis alegres. Porque el fascismo es alegría”.