PERIODÍSTICO-MEDIOS

Parler le quita millones de usuarios a Facebook y Tweeter en Estados Unidos

Es por los actos de censura de las plataformas tradicionales durante el proceso electoral. Presionados por los demócratas FB y TT bloquearon los posteos de Trump en la campaña. 70 millones de votantes republicanos empiezan a abandonarlas.

AL JAZEERA. Los directores ejecutivos de Facebook y Twitter testificarán ante el Comité Judicial del Senado el martes sobre el papel de sus empresas en las elecciones, ya que una nueva plataforma social está atrayendo seguidores conservadores.

Mark Zuckerberg de Facebook y Jack Dorsey de Twitter probablemente enfrentarán preguntas de senadores republicanos acusándolos de sesgo anti-conservador, ya que su creciente énfasis en regular la desinformación los ha convertido en objetivos del presidente Donald Trump y sus partidarios.

Mientras tanto, una plataforma de redes sociales que se anuncia a sí misma como una alternativa a sitios como Twitter y Facebook ha experimentado un aumento en su uso durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Parler, que se autodenomina la “red social de libertad de expresión” y cuyo creador ha dicho que el contenido del sitio similar a Twitter no será verificado, vio dos millones de descargas en dispositivos Apple y Android entre el 3 y el 9 de noviembre, según a The Associated Press, que cita datos rastreados por Sensor Tower. Eso es más de 31 veces las descargas que vio la semana anterior.

Censurado

Parler, que se lanzó en 2018, tiene actualmente alrededor de 10 millones de usuarios, y su base casi se duplica desde las elecciones, ya que Trump continuó impulsando acusaciones de fraude generalizado e irregularidades en la votación mientras afirmaba falsamente la victoria. Esas publicaciones fueron rápidamente etiquetadas como engañosas por Twitter y Facebook.

El número de usuarios de Parler sigue siendo minúsculo en comparación con más de 150 millones de usuarios de Twitter y más de 2.600 millones de usuarios de Facebook.

La semana pasada, el destacado experto conservador Sean Hannity instó a los espectadores a cambiar a la plataforma, donde la conversación sigue dominada por las acusaciones de fraude de Trump y la creencia infundada de que los demócratas habían robado las elecciones.

“¿Podemos ahora mover a todos de Twitter a Parler? ¿Podemos simplemente hacer el cambio juntos, decir adiós Twitter, nos vemos Jack, buen intento? Hannity dijo en el programa Fox News de Laura Ingraham, refiriéndose al CEO de Twitter, Jack Dorsey.

El domingo, Rebekah Mercer, una importante donante conservadora, reveló que se encuentra entre los patrocinadores financieros de la plataforma.

“La tiranía y la arrogancia cada vez mayores de nuestros señores tecnológicos exigen que alguien lidere la lucha contra la minería de datos y la protección de la libertad de expresión en línea”

“La tiranía y la arrogancia cada vez mayores de nuestros señores tecnológicos exigen que alguien lidere la lucha contra la minería de datos y la protección de la libertad de expresión en línea”, escribió en una publicación en el sitio. “Ese alguien es Parler, un faro para todos los que valoran su libertad, libertad de expresión y privacidad personal”.

¿Qué es Parler?

Parler ha crecido de manera constante desde su lanzamiento, particularmente conectándose con partidarios de Trump y conservadores que veían otras plataformas importantes como sofocantes para la libertad de expresión y con prejuicios liberales. Tiene el estilo de Twitter y permite a los usuarios publicar mensajes cortos, conocidos como “parlamentar”, a los seguidores o “hacer eco” (volver a publicar) las publicaciones de otros usuarios.

A diferencia de Twitter y Facebook, el sitio no utiliza algoritmos para recomendar contenido y no “cura tu feed”, de acuerdo con las pautas de la comunidad.

Ted Cruz, Senador por el poderoso Texas y probable próximo candidato republicano a la presidencia, llama a pasarse a Parler

El fundador John Matze le dijo a Forbes en junio que “no habrá verificadores de hechos” en la plataforma.

“No te dirán qué pensar y qué decir”, dijo. “Un oficial de policía no te arrestará si dices una opinión equivocada… Creo que eso es todo lo que la gente quiere. Eso es lo que les gusta “.

Parler, en las pautas de la comunidad de sitios, dijo que “prefiere que la eliminación de miembros de la comunidad o el contenido proporcionado por los miembros se mantenga al mínimo. Preferimos dejar las decisiones sobre lo que se ve y a quién se escucha a cada individuo ”.

Las pautas continúan: “En ningún caso Parler decidirá qué contenido se eliminará o filtrará, o qué cuenta se eliminará, sobre la base de la opinión expresada en el contenido en cuestión”.

Sin embargo, el sitio eliminará el contenido ilegal o el contenido que sospecha que se está utilizando en la comisión de un delito. Eso incluye contenido “terrorista”, llamadas para incitar a la violencia, pornografía infantil y spam.

La plataforma experimentó su primer aumento de usuarios en junio, cuando Trump había coqueteado públicamente con dejar atrás Twitter y Facebook por Parler. Hasta la fecha, el presidente no se ha unido al sitio. Sin embargo, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, ha detallado las acusaciones de fraude de Trump en la plataforma.

El hijo de Trump, Eric, y el asesor de campaña Jason Miller también son usuarios, mientras que políticos republicanos, incluidos los senadores Ted Cruz y Rand Paul, y el representante de Estados Unidos, Devin Nunes, están activos en la plataforma.

Grupos e individuos que se han enfrentado a prohibiciones de otros sitios de redes sociales, como el locutor de radio conservador Alex Jones y varios grupos afiliados a los Proud Boys de extrema derecha, también han recurrido a Parler.

Como sucede con la mayoría de los sitios de redes sociales, las publicaciones ya han tenido implicaciones en el mundo real para al menos un usuario en los días posteriores a las elecciones.

Lang Holland, un jefe de policía de la ciudad de Marshall, Arkansas, renunció el 9 de noviembre después de llevar a Parler para amenazar con violencia contra los demócratas.

“Nunca les dejes olvidar que son traidores y no tienen derecho a vivir en esta República después de lo que han hecho”, decía la publicación, que luego fue eliminada.

“Muerte a todos los demócratas marxistas”, decía otro post. “¡No tomes prisioneros, no dejes sobrevivientes!”