PERIODÍSTICO-MEDIOS

Zuckerberg fue interrogado en el Senado de los Estados Unidos por censura

El senador republicano Josh Hawley lo acusó de coordinar con Google y Twitter los mecanismos de censura mediante un programa llamado “Tareas”. El dueño de Facebook negó a medias.

El dueño de Facebook, ya es un habitué del Senado norteamericano.

“Según tengo entendido, los equipos de censura de Facebook se comunican con sus contrapartes en Twitter y Google, y luego ingresan las sugerencias de censura de esas empresas en la plataforma de Tareas para que Facebook pueda hacer un seguimiento con ellos y coordinar eficazmente sus esfuerzos de censura”, acusó el senador Josh Hawley a cargo de una investigación por censura sobre las redes sociales líderes y el buscador Google.

Según el senador su oficina fue contactada recientemente por un ex empleado de Facebook que afirmó que la empresa utiliza un programa interno llamado Tareas “para coordinar proyectos, incluida la censura”.

“Senador, no coordinamos nuestras políticas”. “Creo que probablemente sería bastante normal que la gente hablara con sus pares y colegas de la industria. … Pero eso es diferente de coordinar cuáles son nuestras políticas o nuestras respuestas en casos específicos “, pretendió defenderse Mark Zuckerberg.

Pero el empresario reconoció que las empresas pueden avisarse mutuamente sobre las amenazas a la seguridad, mientras sostiene que lo mismo no se extiende a cómo moderar los problemas de libertad de expresión.

Sin embargo, se negó a aceptar de inmediato compartir con el comité una lista de menciones de Google o Twitter en la plataforma, y ​​prometió en cambio regresar con el equipo de Hawley una vez que analizara “cualquier sensibilidad que pudiera existir” en la plataforma.

“Para terminar, diré que lo que tenemos aquí es una clara evidencia de la coordinación entre Twitter, Google y Facebook”, dijo Hawley. “Señor. Zuckerberg sabe que tiene las herramientas para rastrear esto… pero no se comprometerá a dejarnos verlo”. “Les digo que esto es totalmente inaceptable y totalmente predecible”.

CRUZ CONTRA TWITTER

Por otro lado, el senador republicano por Texas, Ted Cruz, acorraló al CEO de Twitter, Jack Dorsey, durante una audiencia del Comité Judicial del Senado sobre la censura de las redes sociales. Cruz se disparó al número 12 en su lista de tendencias mientras el público se deleitaba con su segundo ataque brutal contra el gigante tecnológico.

Trascribimos parte de la batalla retórica, con Cruz como claro ganador:

“Señor. Dorsey, ¿la siguiente declaración violaría las políticas de Twitter: Citar ‘Las boletas de voto en ausencia siguen siendo la mayor fuente de posible fraude electoral’? ” Preguntó Cruz.

“Me imagino que lo etiquetaríamos para que la gente pueda tener más contexto”, respondió Dorsey.

“¿Qué tal esta cita… el fraude electoral es particularmente posible cuando las citas ‘organizaciones de terceros, candidatos y activistas de partidos políticos’ están involucradas en la cita ‘manejo de las papeletas de voto ausente’. ¿Lo marcaría como potencialmente engañoso? ” Cruz continuó.

“No sé los detalles de cómo podríamos hacer cumplir eso, pero imagino que muchos de estos tendrían una etiqueta que dirija a la gente a una conversación más amplia”, respondió Dorsey.

Ted Cruz, senador por Texas

“Bueno, tiene razón, los etiquetaría porque ha asumido la posición política en este momento en que el fraude electoral no existe. Me gustaría señalar que ambas citas provienen de la Comisión Carter Baker para la Reforma de las Elecciones Federales, es decir, el presidente demócrata Jimmy Carter y el ex secretario de Estado James Baker ”, tronó Cruz.

“La posición de Twitter es esencialmente que el fraude electoral no existe. ¿Sabe que hace apenas dos semanas en el estado de Texas, una mujer fue acusada de 134 cargos de fraude electoral? ¿Estas consciente de ello?” Cruz continuó.

“No soy consciente de eso”, dijo Dorsey en tono recatado.

Cruz luego dijo que iba a tuitear la historia de Texas con una copia de la acusación para probar cómo respondería Twitter y envió otros dos tweets de “prueba” sobre el fraude electoral para ver si Twitter los marcaría o censuraría. Poco más de una hora después de que se enviaron los tweets, aún no se habían marcado.